domingo, 3 de septiembre de 2017

MARÍA LEÓN

VENEZUELA
MARÍA LEÓN:
GUERRILLERA DE LA PALABRA
                                                                                              Lois Pérez Leira (*)


María de Lourdes León Gibory, una de las mujeres 
más emblemáticas de la izquierda venezolana.

Nació en Caracas el 22 de mayo de 1937. Toda una vida dedicada a la militancia revolucionaria. Fue militante del Partido Comunista de Venezuela. En 1958 se unió a las filas de las FALN. Durante seis (6) años, luchó en los frentes guerrilleros dirigidos por el Comandante Pablo (Juan Vicente Cabezas) y el Comandante Rolando (Lino Martínez). Estuvo destacada por dos años, en el Frente Guerrillero de El Charal, que dirigía el comandante Pablo (Juan Vicente Cabezas, del PCV), luego fue trasladada al Frente Guerrillero de Yaracuy, que lideraba el Comandante Rolando (Lino Martínez, del MIR). Fue Ministra del Poder Popular para la Mujeres y la Igualdad de Género en el gobierno del Comandante Chávez. En las últimas elecciones fue elegida constituyente.

Nos encontramos en la puerta de la Casa Martí en Caracas, me la presentó el escritor y presidente de la Fundación Rómulo Gallegos, Roberto Hernández y desde allí nos acercamos hasta un restaurant, para charlar de su historia como militante, su opinión sobre el Che Guevara y la actualidad venezolana.

¿Valió la pena tantos años de lucha?
Por supuesto, la vida es una lucha permanente y cuando en ese largo batallar se obtienen tantas victorias personales y políticas no hay otra posición que dar gracias a la vida por haber tenido la oportunidad de luchar y vencer.

¿Alguna vez durante su militancia en la clandestinidad o en la guerrilla pensó que se podría concretar la revolución?
Siempre creí y sigo creyendo, como aprendí cuando tenía veinte años, que  la humanidad vive la época de transición del capitalismo al socialismo y el desenvolvimiento de la vida política de los pueblos en los últimos sesenta años nos ha confirmado que esta visión histórica es la correcta.

¿Cómo vivió los acontecimientos del alzamiento militar del Comandante Hugo Chávez?
Al principio como toda la población me enteré por la televisión, y compartí la misma emoción del pueblo, creo que todas y todos esperábamos la insurgencia, pero además apenas supe que Hugo Chávez había sido alumno político de José Esteban Ruiz Guevara tuve la certeza de que estábamos frente a un militar patriota y revolucionario, y me sume junto con toda mi familia al sentimiento colectivo de acompañarlo.

¿Su incorporación a su movimiento fue inmediata o fue un proceso?
Fue inmediata, pero orgánicamente fue a raíz de la decisión del Partido Comunista de Venezuela (en el cual milite cincuenta años) de postularlo como candidato a la presidencia de la República.

¿Cómo vio usted que tuvo el privilegio de estar cerca de Chávez, su desarrollo político e ideológico?
Es difícil encontrar una manera de explicar lo que se siente ante un genio, porque cualquier planteamiento de justicia que una le presentaba no solo lo compartía, sino que inmediatamente lo reestructuraba en una dimensión mayor. Para mí era un permanente asombro, oír la calidad de sus razonamientos que tenían, antes nunca lo había oído de un dirigente político, como base fundamental el planteamiento cristiano de amar al prójimo como a sí mismo. Él superó este planteamiento, sé que nos amó a todas y a todos más que a sí mismo.

¿Cuáles han sido hasta hoy los logros de la revolución bolivariana?
Es difícil hablar de los logros porque son incontables e innumerables, sin embargo yo lo resumo en la realización de 2 revoluciones principales: la primera es la revolución de independencia: la reconquista de la soberanía nacional, el rescate de nuestras riquezas materiales y espirituales. La segunda: es la revolución social, el sueño de Zamora de tierras y hombres libres: el derecho a la salud, a la vivienda, a la educación, a la cultura, a la seguridad, en una palabra a la seguridad social. Soberanía nacional y soberanía popular son dos victorias indiscutibles del Socialismo Bolivariano.

¿Con la muerte de Chávez este proceso revolucionario se ha debilitado?
La desaparición física, que no es la muerte, porque Chávez es inmortal, nos ocasionó un estremecimiento político profundo. Sin embargo, entendemos que el chavismo es la continuidad histórica de quinientos años de resistencia y, superado el impacto devastador de su ausencia física, estamos más decididos que antes de hacer la patria soberana e independiente, y al pueblo próspero y feliz. Su nombre y su ejemplo inspirarán a nuestro pueblo y a los pueblos del mundo en los años y siglos venideros.

¿Cómo repercutió el avance neoliberal de algunos países del cono sur en Venezuela?
Recordemos que el ensayo del neoliberalismo nació con el asesinato de Allende y la caída del socialismo en Chile. Luego, entre el terror y el engaño, el imperialismo impuso “el fin de la historia” y el mundo unipolar. En Venezuela sufrimos un debilitamiento colosal del movimiento revolucionario, traiciones y deserciones estuvieron a la orden del día, y cuando parecía que solo Fidel y la Cuba heroica eran capaces de resistir la embestida imperial, resurgió el ejército de Bolívar comandado por Hugo Chávez, y los dos comandantes, Chávez y Fidel, comenzaron la derrota definitiva del neoliberalismo en este continente Como ejemplo, recordemos el entierro del ALCA en la Argentina de Kirchner.

¿Cómo valora los intentos de la oposición y los Estados Unidos de intervenir en Venezuela?
Históricamente la invasión, el saqueo y la muerte son el modo de actuar de los Estados Unidos de Norte América en América Latina y el Caribe. Hay más de 100 intervenciones, las vidas perdidas y las riquezas saqueadas son incontables, nada extrañaría una nueva acción criminal. Lo que vengo proponiendo es que se levante un movimiento que se titule “Punto final al Holocausto en Nuestra América y en África” y que demandemos reparación e indemnización, no basta la denuncia, tenemos que demandarlos.

¿Era necesario un proceso constituyente?
Absolutamente, desde que llegó Hugo Chávez venimos practicando la democracia participativa y protagónica, sin embargo después de asesinar a Chávez acusan a nuestro gobierno constitucional de dictadura. Les estamos demostrando al mundo que en Venezuela el presidente Nicolás Maduro manda obedeciendo al soberano. Aspiro a que la Constituyente siga contagiando a todos los pueblos de Nuestra América y el mundo, incluyendo al pueblo de los Estados Unidos de Norte América.

¿Cuál ha sido el balance del proceso electoral?
Un balance extraordinario que ha demostrado, en primer lugar, la justeza del llamado a la Constituyente y, en segundo lugar, la decisión de paz de la mayoría del pueblo Venezolano, liderizado heroicamente por las mujeres.

¿Considera que el nivel de participación desinfló a la oposición y los intentos belicistas del presidente norteamericano?
Si Donald Trump fuera un presidente respetuoso de su propio pueblo podríamos esperar que la voluntad expresada por la mayoría de las venezolanas y los venezolanos sería respetada. Pero ningún valor humano puede esperarse de un monstruo guerrerista como el actual gobierno de los Estados Unidos de Norte América. Y de la oposición venezolana, menos, porque son simples secuaces a sueldo del poder imperial.

¿Cuáles son las tareas más inmediatas de la Constituyente?
La Constituyente ya está cumpliendo su principal objetivo que es lograr la paz en nuestro país. Todas las medidas encaminadas a alcanzar la estabilidad, el diálogo y el entendimiento nos van a conducir a superar victoriosamente la guerra económica, psicológica y criminal que han desatado contra nosotros. El presidente Maduro nos ha llamado a redoblar los esfuerzos en los 15 motores de la agenda económica. La Constituyente tiene que asumir los retos de la economía post rentista que nos demanda la sociedad venezolana, en esta nueva etapa de la revolución chavista.

(*) Kaos en la Red/ 29 agosto 2017